Alegorías

“Perros” de 1969 inaugura un nuevo rumbo en la trayectoria artística de Mensa, abandona el análisis crítico de la realidad exterior y social hacia el análisis crítico de la realidad interior e individual. Aparece por primera vez “el rostro máscara”, símbolo clave en la obra del artista, que invirtiendo su significado transforma la apariencia en realidad. Alegorías o metáforas sobre la condición humana, insertadas en una atmósfera de opresión y violencia deliberada, que pretende recrear el clima de opacidad que ha invadido a la civilización occidental. Los años 70 suponen para Mensa el encuentro con un lenguaje propio y su expansión, sobre todo en Italia. Es también la época en la que su obra despierta un creciente interés entre el público y la crítica de arte.

Leer más